drones dgt

Drones DGT ¿me pueden multar?

Este verano la Dirección General de Tráfico implantó su nuevo método de detección de infracciones: una flota de once drones, aunque por el momento solo tres de ellos están capacitados para poner multas, por lo que los ocho restantes se usarán para controlar y vigilar el tráfico. Esta medida se ha puesto en marcha para complementar la labor de los helicópteros Pegasus. ¿Te preguntas si te pueden multar los drones de la DGT? Desde la IDL te traemos toda la información.

¿Me pueden multar los drones de la DGT?

Sí y no. La cosa funciona de la siguiente manera: como adelantábamos más arriba, solo tres de los once drones están certificados por el Centro Español de Metrología, lo que les permite localizar infracciones (normalmente distracciones al volante o no llevar el cinturón de seguridad) y enviar las imágenes captadas a la DGT o a las autoridades competentes (que luego se encargarán de emitir la multa).

Sin embargo, los drones de la DGT no pueden multar las infracciones por exceso de velocidad, ya que el cinemómetro (el aparato que se usa en los radares para medir la velocidad de los vehículos) pesa demasiado para este modelo de drones y éstos no pueden cargar con él. A nivel técnico, se podría solucionar esta cuestión mediante el uso de tecnología GPS capaz de registrar la velocidad de los coches. Sin embargo, esta técnica por el momento no tiene validez legal debido a que tiene un margen de error de 1,50 metros y no es lo suficientemente precisa (aunque todo se andará).

Por lo tanto, el objetivo principal de los drones de la DGT es el de mejorar la vigilancia del tráfico y captar todas aquellas infracciones que no sean superar la velocidad máxima permitida en la vía, es decir, saltarse un stop, usar el teléfono al volante, olvidarse de ponerse el cinturón… recuerda que aunque no puedan cargar con el cinemómetro, sí llevan incorporada una cámara de alta definición con un alcance de 5 kilómetros, por lo que puede hacer fotos realmente precisas del interior de tu vehículo.

Estos aparatos tienen una autonomía de 20 minutos, pueden volar a una altura máxima de 120 metros y actúan en un radio de 500 metros y los maneja un piloto de drones acompañado por un guardia civil de tráfico, que será en encargado de notificar las infracciones, y un operador de cámara para asegurarse de que se fotografían correctamente las faltas cometidas por los conductores.

La DGT ya ha anunciado que tiene intención de incorporar otros 20 drones a su flota, que se incorporarán a las labores de vigilancia cuando hayan conseguido el certificado del Centro Español de Metrología.

Te recomendamos prudencia en la carretera y no te confíes, nunca sabes cuándo pueden estar vigilando los drones de la DGT. ¿Has visto alguno?

Leave a Reply