drones de guerra

Drones de guerra: usos de drones en el frente de batalla

Durante los últimos años la tecnología ha avanzado tan rápido que las capacidades actuales de los drones parecen más producto de la ciencia ficción que una realidad. Desde la IDL hemos hablado mucho de los drones de carreras y hasta de las aplicaciones artísticas de los mismos, pero ¿qué hay de los drones de guerra? Te hablamos de ello en este artículo.

Tipos de drones de guerra o militares y sus usos

Los vehículos no tripulados de combate aéreo o drones de guerra, tienen varias aplicaciones y usos que facilitan la tarea a los ejércitos que los utilizan. Al ser tripulados de manera remota, se pueden usar para proteger a los soldados desde el aire y tienen como ventaja con respecto a aviones y helicópteros que, si son derribados, no habrá que lamentar bajas personales (y son mucho más económicos). 

Por otra parte, dentro de la categoría de drones de guerra existen diversos tipos. ¿Quieres saber cuáles son? Atento:

  • Drones mini, micro y pequeños: las dimensiones de los micro y los mini oscilan entre los 30 y los 50 centímetros y son realmente ligeros. Por esa razón suelen utilizarse para llevar a cabo labores de espionaje, ya que son difíciles de detectar. Por su parte, los drones de guerra pequeños tienen un tamaño superior a los 50 centímetros pero que nunca sobrepasa los 2 metros de embergadura y se utilizan para llevar a cabo misiones de reconocimiento y vigilancia remotos, para infantería ligera, búsqueda de objetivos, seguridad de convoyes y protección de tropas, evaluación de daños de batalla, y operaciones militares en entornos urbanos. Estos drones nunca superan los 150 kilos de peso.
  • Drones tácticos: este tipo de drones de guerra es bastante voluminoso, ya que pueden llegar a pesar entre 150 y 600 kilos y medir entre 5 y 10 metros. Se utilizan para transportar cargas de hasta 200 kilos de peso y son de ala fija.
  • Drones de guerra estratégicos: son los que se utilizan en las operaciones militares propiamente dichas y en combate y su peso supera los 600 kilos. Uno de los modelos más conocidos es el que emplean las Fuerzas Armadas estadounidenses, el MQ-1 Predator, que está considerado un aparato de altitud media y largo alcance (puede llegar a alcanzar una velocidad de casi 220 kilómetros por hora) y, aunque se suele utilizar en su mayoría en misiones de reconocimiento, se le pueden incorporar dos misiles para ser utilizado en batalla. El Predator requiere un equipo de 55 personas para controlar su adecuado funcionamiento.

Hoy en día los ejércitos de numerosos países tienen en su haber drones de diferentes categorías que facilitan, en cierta medida, algunas de sus tareas. Y tú, ¿cómo crees que evolucionará este tema?

Leave a Reply